Masonería rinde homenaje a la UdeC por centenario

Sebastián Jans, Gran Maestro de la Gran Logia de Chile, se refirió al liderazgo que ejercieron connotados masones penquistas en la lucha por levantar la primera universidad de regiones. “La Masonería es inseparable, histórica, emocional e intelectualmente, de la Universidad de Concepción”, declaró.

Fue en una ceremonia que se extendió por poco más de una hora en donde la Gran Logia de Chile rindió un homenaje a la Universidad de Concepción, la que estuvo encabezada por el Gran Maestro de la Gran Logia de Chile, Sebastián Jans, y el vicerrector de la casa de estudios, Carlos Von Plessing. El evento, realizado en el Teatro UdeC, y organizado principalmente por la Corporación Educacional Masónica de Concepción, Coemco, contó con la participación del numeroso coro de alumnos de los  colegios, que interpretó el Himno Nacional, el de la UdeC y el Masónico. 

Durante el encuentro, Jans hizo un recuento de los hitos de la UdeC en que tuvieron participaciones miembros de las logias locales. “La Masonería es inseparable, histórica, emocional e intelectualmente, de la Universidad de Concepción, y creemos que, en su desarrollo y en su cotidianidad, la Universidad es inseparable de aquellos masones que han colaborado o participado en sus proyectos y en la implementación de sus planes institucionales, en distintas épocas y circunstancias”.

El Gran Maestro aprovechó de desmitificar las visiones de algunos historiadores locales, explicando que “desde la época del Presidente Balmaceda ya había un masón que sostenía la necesidad de contar con estudios universitarios, ahí surge el germen. Nosotros no reclamamos exclusividad en esto, sino que fue una necesidad de una comunidad y aquí hubo un compromiso de las logias para que esto fuera realidad”.

En tanto, el vicerrector de la UdeC, Carlos Von Plessing, leyó las palabras enviadas por el rector Carlos Saavedra, quien no pudo participar en la ceremonia por razones de salud. En el texto, se refirió a principios fundacionales de la universidad, como las  libertades de creación, formación,  expresión, “para determinar el camino propio, sin presiones doctrinarias, pero con el impulso de las ciencias, de las humanidades y de las artes, es decir, con las manifestaciones más puras del intelecto y del espíritu humano. En definitiva, el lema remite a un ideal de educación laica, de un laicismo amplio y completo que permita al ser humano desarrollarse en plenitud”.

La autoridad consideró lo anterior como “sin duda, la herencia tanto de los fundadores como de las instituciones que hicieron posible que esta Universidad naciera y se proyectara desde sus inicios hasta el día de hoy, ya a cien años de historia. Esta es, sin duda también, la herencia que la masonería ha legado a esta institución”.

Las palabras de ambos oradores de la cita estuvieron matizadas por la entonación de los himnos: nacional, de la Universidad de Concepción y de la propia Masonería, además de la entrega de presentes en honor al centenario de la casa de estudios.

Para Hernán Saavedra, director de la Corporación Universidad de Concepción y miembro de la Masonería, comentó que “es un reconocimiento necesario por la importancia que tiene la creación de la universidad y a la institución como se encuentra ahora. Es un hito en la sociedad de la acción de los masones”.

El Gran Maestro también tuvo palabras para la conducción actual de la UdeC: “No pocos me han preguntado por qué la Masonería no tiene actualmente a uno de sus miembros gobernando la Universidad. Sin duda, pocos conocen el sentido moral que los masones asignan a sus obras. Todo lo que hace la masonería en la sociedad, lo hace bajo la inspiración de servicio que jamás se tiñe con un propósito o intención de hegemonía”.